Deducción por la vivienda en IRPF

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasImpuestos

deduccion vivienda rural

Desde el año 2013 ha desaparecido la deducción por la compra de la vivienda habitual en el IRPF. No obstante, aquellos contribuyentes que adquirieron su vivienda antes del 31 de diciembre de 2012 y que todavía siguen pagando su préstamo hipotecario, pueden deducirse el 15 % del dinero pagado durante el año.

Hoy os quiero hablar de otra deducción por la compra o rehabilitación de la vivienda habitual: la deducción por la compra en núcleos rurales.

No es ninguna novedad el grave problema de despoblación que tenemos en España, que todavía es más acuciante en la España interior. Os escribo desde el medio rural aragonés y os puedo asegurar que en Aragón la cosa es si cabe todavía más grave, ya que la concentración de la población en Zaragoza capital es creciente en detrimento del asentamiento de población en núcleos rurales, en los que la población está cada vez más envejecida, cada vez con menos servicios, con menos oportunidades y con menos atractivo y por tanto con menos futuro.

Los ciudadanos, aparte de observar el problema, me temo que no podemos hacer gran cosa, y que, a parte de pequeñas iniciativas aisladas, es necesario que desde las más altas instancias se pongan mano a la obra, y el reparto de la población en el territorio se planifique de manera más equilibrada.

Entiendo que la deducción de la que hoy voy hablaos va en este camino.

La deducción por la compra o rehabilitación de la vivienda  habitual en núcleos rurales se trata de una deducción autonómica, que articulada de una u otra forma está vigente para la declaración de 2017 en Aragón y La Rioja.

Cada Comunidad Autónoma la ha regulado según sus criterios, pero en general lo que establece es la deducción de la inversión realizada en 2017 en la compra o rehabilitación (esto es muy importante teniendo en cuenta que se trata del medio rural) en municipios de menos de 3.000 habitantes, que en Aragón os puedo asegurar que son el 90 % de los municipios. La vivienda debe constituir la vivienda habitual del contribuyente, es decir, la vivienda que constituya su residencia, por tanto, es una deducción para los que vivimos en el medio rural.

La deducción es del 5 % de lo invertido en ambas comunidades, añadiendo Aragón el requisito de que el contribuyente no supere la edad de 36 años en el momento del devengo del impuesto.

El límite de la deducción es de 452 € en La Rioja, y Aragón pone el requisito de que la suma de la base imponible general y la base imponible del ahorro, menos los mínimos del contribuyente, no supere los 21.000 € en declaración individual o los 35.000 € en conjunta.

Si en 2017 te has comprado tu vivienda en un pueblo, para quedarte, ¡enhorabuena! y si es en Aragón  o La Rioja, consulta bien las bases de la deducción, para poder ahorrarte un dinero en tu declaración de la renta 2017.

Deja un comentario