La fiscalidad en el rescate del plan de pensiones

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasImpuestos

Recate del plan de pensionesDurante este mes de diciembre oirás mucho hablar de los planes de pensiones por que la entidades financieras intentan captar el ahorro de los trabajadores a través de estos productos, vendiendo las bondades que suponen las aportaciones en el impuesto sobre la renta.

Las ventajas fiscales del plan de pensiones en la actualidad suponen la reducción de la base imponible general, por el importe aportado a dicho plan, con un límite anual en 2016 de 8.000 € o el 30 % del importe de las rentas activas (rendimientos del trabajo y de actividades económicas)

Pero, ¿alguien te ha contado qué ocurre una vez jubilado, cuando rescatas tu plan de pensiones?

En general de esto se suele hablar menos, y mucho menos las entidades financieras, ya que como te digo, lo importante es vender las bondades de los planes de pensiones para los trabajadores en activo y muchas veces olvidan el asesoramiento en el momento del rescate.

Formas en que puedes realizar el rescate del plan de pensiones

Para rescatar tu plan de pensiones, en principio tienes dos opciones:

  • Rescatar todo el importe ahorrado de golpe, en forma de capital
  • Rescatar el dinero ahorrado poco a poco, en forma de renta periódica, por ejemplo mensual.

En ambos casos, los ingresos que tu obtengas del rescate de tu plan de pensiones, van a formar parte de los rendimientos del trabajo, en tu declaración de la renta, y estos rendimientos del trabajo se integran en la base imponible general.

Pero hay una diferencia muy importante en la forma de rescatarlo, ya que, como he mencionado muchas veces en este blog, la tarifa que se aplica a la base imponible general del IRPF es una tarifa progresiva, es decir que es mayor el porcentaje a pagar cuanto mayor es el importe de la base imponible.

Así, en caso de rescatarlo en forma de capital, ese año tu base imponible será mayor, y tu base se puede situar en un tramo más alto de la tarifa y por tanto el porcentaje que te corresponderá de IRPF será mayor, que si rescatas poco a poco, en forma de renta, y los ingresos se van integrando en las bases imponibles de años sucesivos.

tarifas-irpf-2016

Si por ejemplo, una persona que en el momento de la jubilación tiene un importe de 150.000 € en su plan de pensiones, y decide rescatarlo en forma de capital, si el año que lo rescata es 2016, su base liquidable se sitúa en el último tramo, y por tanto:

150.000 € x 45 % = 67.500 €

En este cálculo no hemos tenido en cuenta otros conceptos que conforman la base imponible, ya que, al importe del rescate del plan de pensiones, habría que sumar lo que haya cobrado de la pensión de la Seguridad Social, si la tiene, y lo que haya podido percibir como rendimientos del trabajo durante los meses que estuvo activo, y los posibles rendimientos inmobiliarios que el contribuyente pueda tener y que por supuesto debe declarar.

Si por el contrario, los 150.000 € decide percibirlos en forma de renta, y por ejemplo crea una renta mensual de 600 €, lo que tendrá que sumar a su base imponible son:

600 € x 12 meses = 7.200 €

Este importe se sumaría al resto de componentes de la base, que he explicado antes (pensión de la Seguridad Social, rendimiento del trabajo, rendimiento inmobiliario,…) Pero, a diferencia del rescate en forma de capital, como el importe no es tan elevado, no eleva la base imponible al tramo más caro, sino que simplemente puede generar un salto a un tramo superior, o incluso situarte en el mismo tramo que tributabas estando en activo.

Por tanto, si vas a rescatar tu plan de pensiones este año, piensa antes de tomar tu decisión en las consecuencias fiscales que tendrá el modo de rescate, en tu declaración de la renta.

Deja un comentario